Y también va contra Raúl Tadeo

*Ordena Laffitte a su estructura “orientar” voto para… Guillermo del Valle

REDACCIÓN INTERDIARIO

Cuautla Mor. (6 de junio).- El diputado Enrique Laffitte Bretón, quien pretende reelegirse en Cuautla, intenta concretar este uno de julio una venganza por partida doble.

Hoy reunió a su estructura electoral a la que entregó recursos en efectivo y ordenó “orientar” el voto a favor del candidato del PRI-PVEM-PNA, Guillermo del Valle Reyes en el tercer distrito federal electoral y no a su compañero de partido, Raúl Tadeo Nava.

Así lo instruyó en reunión efectuada en el salón de eventos El Encanto, según testimonios de unos de sus operadores políticos, que pidieron el anonimato.

A la reunión asistió parte de la estructura del candidato del PVEM a la alcaldía de Cuautla, como el abogado Benjamín Cortés Naranjo.

Laffitte decidió no apoyar a Raúl Tadeo Nava como candidato del PRD a la diputación federal, por añejos problemas y enemistades personales.

Siendo diputado Enrique Laffitte, quiso hacer obra pública en Cuautla a través de un hermano suyo, lo que no fue aceptado por el entonces alcalde y hoy candidato a diputado federal, Raúl Tadeo Nava.

Para minarlo políticamente, el “mejor diputado de la historia de Cuautla”, solicitó la realización de auditorías a las cuentas públicas del ayuntamiento.

Laffitte quería ser presidente municipal, Tadeo tenía la posibilidad de reelegirse y de ahí su estrategia para intentar “minar” al actual alcalde con licencia.

Fue el mismo Laffitte quien pagó a abogados para acusar a Tadeo de desaparición forzada de persona respecto a Guadalupe Barco, por el asunto de la pavimentación de la calle Ejército Libertador.

En una rueda de prensa se comprobó que Barco no estaba desaparecido, que los abogados que llevaron el caso tenían relación política con Laffitte Bretón y se desactivó el escándalo político, exhibiendo a Laffitte como un manipulador y chantajista.

Hoy producto de no verse favorecido con la candidatura a la presidencia municipal que siempre ha buscado desde hace doce años, y de no haber obtenido obra pública municipal, Laffitte decidió no apoyar a Raúl Tadeo.

Por cierto, Laffitte se quejó de que Armando Basaldúa es un extorsionador. Con su actitud parece que el aspirante a reelegirse como diputado, también está tomando una actitud de revancha política, de chantaje personal y quizá de ¿extorsión?

En otra entrega se hablará de los créditos aprobados por el diputado por más de cinco mil millones de pesos y la votación para partir a la capital histórica de Morelos, por cuyas votaciones los legisladores habrían recibido una importante suma de dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *