Viento y fuego

MMM.- La competencia por la dirigencia nacional de Morena, revela que como en cualquier organización, y más una política no todo es felicidad y armonía. Si bien Mario Delgado va como puntero, sus contrincantes tal vez no tengan tanto peso por sí mismos, pero sí por los grupos que representan.
Alguien ha dejado esparcir el rumor de que Mario Delgado no es militante de Morena y eso le impediría formal y legalmente competir por el cargo de dirigente nacional. Cosa de ver el listado de militantes de Morena en su página oficial y se descubrirá que el nombre de Mario delgado fue “rasurado”.
Alejandro Rojas Díaz Durán, encarna la representación de Ricardo Monreal es de los pragmáticos y moderados, junto con el propio coordinador de los diputados morenistas.
Por otro lado están los radicales, que representan la pureza ideológica del lopezobradorismo. Su candidata era Bertha Luján, pero sabiendo que no podría ganar una encuesta, tuvo que bajarse de la pelea.
La senadora Citlalli Hernández, entró al relevo, con el apoyo de Irma Sandoval, Pedro Salmerón y hasta de Beatriz Gutiérrez Müller.
A ELLOS se suma Gibrán Ramírez Reyes, quién representaría el interés de ya saben quién que está muuuy interesado en promoverlo por todos lados.
Solo un dato. A diferencia de otras elecciones esta será por encuentra telefonía y la realizará el INE, de toda suerte que la chiquillada no se podrá “sumar” a un candidato para ganarle la presidencia a Mario Delgado.

A %d blogueros les gusta esto: