Vida Política

 *Los tiempos de Antonio Villalobos Adán y los de Cuernavaca, la tierra que los vio nacer…

Por: Felipe Villafaña

Han pasado 41 días de la presente administración municipal en Cuernavaca, en ese tiempo hay una evidente nueva forma de gobernar de tratar los asuntos importantes de la ciudad con más seriedad y de manera directa, sin tapujos ni falsos discursos.

El estilo que ha impuesto Antonio Villalobos Adán a sus primeros días como alcalde de la capital morelense, al momento es aprobado por sus nativos y residentes.

El alcalde citadino en este mes y 11 días al frente del ayuntamiento ha logrado consolidar una imagen positiva dentro de la sociedad, además de avanzar con tácticas de un buen tejido político alcanzar acuerdos con el gobierno estatal.

No ha sido fácil para Antonio Villalobos estar al frente de una ciudad con demasiadas complejidades por la conformación que hoy mantiene, en sus más de 600 colonias, poblados y fraccionamientos.

Entre amenazas y obstáculos, a veces por parte de sus propios colaboradores, su transitar por Cuernavaca despeja muchas dudas, porque su propósito es visitar todas las comunidades citadinas y no precisamente llegar con las manos vacías.

En Cuernavaca, desde el año 2009, una encuesta reveló que la sociedad quería seguridad pública más que obra pública, porque a los jóvenes ya los empezaban a matar, el negocio de las drogas crecía y en las colonias los parques y jardines públicos ya tenían dueños.

Desde entonces poco se hizo para tratar de recuperar los espacios públicos y en materia de prevención del delito, básicamente durante el trienio de Jorge Morales Barud el término como la obligación constitucional de su administración en acudir al rescate social murió. Al ixtleco no le importó Cuernavaca, solo su fortuna, que por cierto, como la de muchos otros corruptos, navega en la impunidad

Antonio Villalobos Adán es un personaje nativo de la Ciudad de la Eterna Primavera, su familia tiene mucho nombre y reconocimiento, sobre todo dentro de la preparación académica y periodística.

El joven alcalde conocedor de ello y él ahora dentro del escenario político no quiere dejar una mala impresión, al contrario superar a muchos presidentes municipales del siglo pasado –principalmente- que dejaron huella social.

Su primer paso ha sido ser sincero, sencillo y cercano a la sociedad, con quien diariamente conversa y escucha sus planteamientos, para ofrecer respuestas que permitan salir adelante las comunidades.

Y una de las principales demandas sociales es en materia de seguridad pública, por ello su principal base para generar la prevención del delito es recuperar los espacios públicos perdidos, en colonias donde hay un alto índice de inseguridad.

Ahí también está el trabajo que no es el de la fotografía mediática, porque el Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia en Cuernavaca también está presente con pláticas y apoyos sociales.

De ahí que hoy, el presidente municipal Antonio Villalobos Adán analice la postura de acordar un Mando Mixto en la corporaciones policíacas, con base a también hacer trabajar al Cabildo en aprobar o rechazar la oferta del Ejecutivo estatal.

Sin embargo, la nueva modalidad asumió que no debe darse solamente para quitar los recursos financieros del municipio, sino que tenga novedades en las que haya también la participación social.

Más que desencuentros, disensos y obstáculos con el Poder Ejecutivo y Legislativo, la presidencia municipal citadina es evidente que busca la unidad y el trabajo conjunto.

Cuando Antonio Villalobos Adán extiende su mano en busca de la colaboración mutua, no es simplemente para que venga la gráfica de las ocho columnas del día siguiente, menos para la imagen de televisión y menos el comentario de la radio, o salir en las redes sociales con una sonrisa.

Al contrario, son signos de que teje fino en materia política y social para beneficio de la ciudad que lo vio nacer, porque sabe que debe responder con obra social, pública y generar una nueva imagen.

El pasado fin de semana, Antonio Villalobos tendió la mano al Ejecutivo, está dispuesto en colaborar con los otros dos órdenes del gobierno porque sabe que solo no podrá hacer avanzar la capital morelense.

Ahora también sabe que son los momentos de gobernanza, de sacar adelante una comunidad con cerca de un millón de habitantes y una zona conurbada difícil, porque los asentamientos urbanos entre Cuernavaca, Temixco, Jiutepec, Hutizilac, Tepoztlán y Emiliano Zapata también merecen mucha atención.

Antonio Villalobos Adán cuenta con el apoyo social para salir adelante, tiene juventud, carisma y humildad para lograr hacer un excelente papel en la presidencia municipal de Cuernavaca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *