Soy gente de Cienfuegos, gritó ‘H2’ antes de morir

MMM.- Juan Francisco Patrón Sánchez “El H2”, y Daniel Silva Garate “El H9”, líderes del cártel de los Beltrán Leyva en Nayarit, fueron detenidos por la secretaría de Marina antes de morir en supuestos enfrentamientos el 9 y 10 de febrero de 2017.

Lo anterior afirmó Edgar Veytia, ex fiscal general de Nayarit, en declaraciones ante autoridades de EU.

Cuando los marinos le pusieron un arma en la mano y le ordenaron correr para poder ejecutarlo, Patrón Sánchez habría gritado “soy gente de Cienfuegos”, en alusión al entonces secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, (vinculado a una diputada federal de Cuautla), dijo Veytia a agentes del FBI y la DEA.

Según Veytia, él fue quien entregó al “H2” a los marinos, en una casa en la que habían acordado reunirse a solas, pero en la cual ya estaban posicionados cinco elementos de la Armada y un comandante en el segundo piso.

Veytia llevaba más de tres años recibiendo sobornos del “H2” y ganándose su confianza.

“Cuando entraron a la casa de la reunión, el H2 fue detenido por los marinos que se lo llevaron al segundo piso. Veytia se quedó en el primer piso y escuchó cómo los marinos interrogaban y torturaban al H2. Veytia escuchó al H2 llorar. El capitán Tigrillo fue el oficial de más alto rango presente durante la tortura”, declaró el 6 de abril de 2017.

“Los marinos interrogaron a H2 durante 45 minutos o una hora. Seguía vivo y Veytia lo vio salir de la casa, sangrando, pero caminando normalmente. Los marinos subieron al H2 a una camioneta y lo llevaron hacia la casa de seguridad donde estaban sus escoltas. Veytia cree que los marinos lo llevaron hacia allá para matarlo”.

El exfiscal narró que los marinos posicionaron dos camiones y un vehículo blindado cerca de la casa donde estaban los escoltas, quienes empezaron a disparar y arrojar granadas. Fue entonces cuando la Marina envió un helicóptero artillado para reforzar el operativo.

“Veytia estaba a unos metros de la balacera. Los marinos bajaron al H2 de la camioneta, le dieron una pistola y le dijeron que empezara a correr. Cuando iba corriendo, el H2 grito “soy gente de Cienfuegos”. Los marinos le dispararon de frente y lo mataron. El capitán Tigrillo fue testigo del grito de Cienfuegos. Veytia cree que H2 se refería a Salvador Cienfuegos, el secretario de la defensa”.

Al día siguiente, Veytia también entregó al “H9”.

“Varios marinos mataron al H9. El H9 era testigo de muchas cosas importantes, y era un problema para el Gobierno local, porque podía reagrupar a los narcos”, agrego.

En la versión oficial, el H9 murió “en un enfrentamiento con elementos de la Fiscalía de Nayarit y de la Semar”.

A %d blogueros les gusta esto: