*Diputados ofrecen una bolsa de 50 mdp para el pago de laudos a municipios, el adeudo es superior a los 500 millones de pesos

*Los desacuerdos se dieron justo cuando concluye el plazo para aprobar el paquete financiero

*Sin embargo, los alcaldes  adujeron que el dictamen no se había discutido

MMM.- Entre los integrantes de la 54 Legislatura y los 36 alcaldes no se han concretado los acuerdos para aprobar las leyes de ingresos del 2020.

Así se suscitaron las discrepancias este domingo (cuando expira el plazo para aprobar, entre otros, el paquete financiero propuesto por el jefe del Ejecutivo).

De esa forma, 30 de 36 alcaldes entre ellos el alcalde de Cuautla Jesús Corona Damián, Agustín Alonso Gutiérrez de Yautepec, Isaac Pimentel Mejía de Ayala, Juan Felipe Domínguez Robles de Jantetelco,   Israel Andrade Zavala de Jonacatepec, Rafael reyes presidente de Jiutepec, Valentin Lavin Romero de Temoac, la sindico de Jojuta en representación de Juan Ángel Flores Bustamante, Mario Ocampo Ocampo de Puente de Ixtla entre otros, se manifestaron en la periferia del Congreso, como un modo de presionar para que sus pretensiones (que se traducen en “ajustes” a las tablas de valores del predial) sean aceptadas.

Sin embargo, las autoridades  municipales adujeron que el dictamen (hasta las 16:00) no se habían discutido en la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública, que preside Rosalina Mazari Espín.

El munícipe de Totolapan Sergio Livera Chavarría, informó de aprobarse las leyes de egresos afectarían a los ayuntamientos, por lo que pidieron hacer modificaciones como crear un fondo de ayuda para laudos, regresarles el 5% que se les había quitado cuando se creó el Mando Único.

Este domingo, alcaldes protestaron afuera del Congreso y pidieron a diputados  tomar en cuenta sus propuestas.

Organizando por bloques, ciudadanos de esas demarcaciones municipales se apostaron en la sede del Congreso.

A las 12:05 dio inicio la sesión ordinaria, con la presencia de 16 legisladores. Aquí el presidente de la Mesa Directiva, Alfonso de Jesús Sotelo Martínez, declaró un receso. Los alcaldes propiciaron una mesa de diálogo. Demandaron que les sea devuelto el 5 por ciento, que, desde el 2012, se destinó al Mando Único