Cuautla Mor.- Parece ser que el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo no se ha dado cuenta de que dos de sus aliadas Rosalina Mazari Espín del PRI y Dalila Morales Sandoval del PAN pretenden dinamitar el estado junto con el diputado del PES Marcos Zapotitla Becerro quienes se niegan sistemáticamente a revisar las leyes de ingresos de los municipios de Morelos.

Para el presidente del IDEFOMM Adrián Cázares González es contradictorio que la diputada priista haya propuesto en la reunión que sostuvieron los presidentes municipales con el gobernador y diputados en casa de gobierno aprobar un ajuste del 15% en lugar del 25% a las UMAS.

Fue la propia diputada del PRI quien propuso un ajuste del 15% y ahora dice lo contrario quién entiende a la diputada del PRI.

 Los presidentes municipales sostendrán un acuerdo con los diputados locales el próximo 19 de febrero, ahí les harán saber que si no transitan sus leyes de ingresos tampoco transitar a una reforma constitucional ni ninguna otra reforma constitucional que tenga que ver con el constituyente permanente que lo integran 36 cabildos.