MMM.-Dimitri Medvedev, primer ministro de Rusia, y todos los miembros del gobierno ruso renunciaron este miércoles luego de que Vladimir Putin, presidente de ese país, anunciara reformas a la constitución.

En palabras de Medvedev, la renuncia colectiva se da porque los cambios propuestos por Putin modifican el equilibrio entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial rusos.

“Nosotros, como gobierno de la Federación de Rusia, tenemos que dar al presidente de nuestro país los medios de tomar todas las medidas que se imponen. Es por ello […] que el gobierno en su composición actual presenta su dimisión”, anunció Medvedev.

Por su parte, Putin agradeció el trabajo del equipo, pero les pidió terminar con los asuntos corrientes hasta el nombramiento del nuevo gabinete.

“Quiero agradecerles por todo lo que se ha hecho, expresar mi satisfacción por los resultados obtenidos (…) incluso si no se ha logrado todo”, señaló Putin.

De acuerdo con Putin, sus reformas constitucionales propuestas buscan reforzar los poderes del Parlamento, aunque preservando el carácter presidencial del sistema político que dirige desde hace 20 años.