Protestaron por la falta de avances en la investigación por parte de las autoridades

Padres de los 43 estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa desaparecidos en 2014 y simpatizantes realizaron hoy una marcha hacia la Basílica de Guadalupe, en Ciudad de México, para asistir a una misa especial en memoria de los jóvenes y pedir “fortaleza para seguir buscando justicia”.

Protestaron por la falta de avances en la investigación por parte de las autoridades mexicanas 39 meses después de las desapariciones.

La marcha, en la que participaron alrededor de 100 personas, comenzó cerca de las 13.00 hora local (19.00 GMT), de acuerdo con medios locales. Los asistentes portaban pancartas con los rostros de los estudiantes mientras eran acompañados por una banda musical.

Al llegar a la Basílica, policías de Ciudad de México impidieron por un momento el acceso de los manifestantes, lo que generó una confrontación con empujones y gritos.

Sin embargo, el conflicto se apaciguó tras unos minutos y los manifestantes decidieron realizar un mitin frente al santuario. Los padres tomaron el micrófono para recordarles a las autoridades y a la sociedad que han pasado cuatro navidades sin sus hijos.

“Es doloroso que siempre que venimos a la Basílica haya problemas”, contó a Efe el abogado de los padres, Vidulfo Rosales, quien recordó que el año pasado fueron “relegados” a una pequeña capilla del templo.