OJOS CIUDADANOS

Martín Pérez

Mando de Seguridad Pública debe regresar al ayuntamiento capitalino

Si el convenio del Mando Único entre el Gobierno del Estado y el ayuntamiento de Cuernavaca concluyó el pasado 31 de diciembre del 2018, cuál es la razón jurídica para que el Gobierno del Estado siga otorgando la seguridad a los habitantes de la capital de la entidad.

Es cierto que se trata de una estrategia nacional impulsada por el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y que es seguida por los gobernadores de las entidades federativas.
Pero resulta, que el artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece los servicios que por ley debe ofrecer el ayuntamiento, entre los que se encuentra precisamente la seguridad.

El Cabildo de la ciudad, no ha autorizado al alcalde Francisco Antonio Villalobos Adán a firmar el convenio de coordinación con el Gobierno del Estado para cederle sus funciones de seguridad pública.
En consecuencia, el pasado primero de enero, la seguridad pública debió regresar al ayuntamiento.

Entonces la simple lógica legal nos señala que el comisionado estatal de Seguridad, José Antonio Ortiz Guarneros, está usurpando una de las funciones que le corresponden de acuerdo a la Carta Magna del país al ayuntamiento capitalino.

Mientras el presidente municipal, Francisco Antonio Villalobos Adán, no firmé el convenio, la seguridad debe estar al mando del ayuntamiento, no le parece?

Lo que prosigue, es que el Cabildo debe instruir a la sindica municipal, Marisol Becerra de la Fuente, a emprender acciones legales en contra del Gobierno del Estado, el titular del Poder Ejecutivo estatal y del comisionado estatal de Seguridad Pública.

Que sucederá si en definitiva el ayuntamiento de Cuernavaca no firma el convenio?

En el mismo caso están otros siete ayuntamientos.

Tras los hechos registrados el pasado fin de semana en el bar Sophia, ubicado a unos 400 metros de la Zona Militar, en dónde murió una jovencita y otras siete personas resultaron con heridas de bala, se cuestionó la actuación de los marinos veracruzanos que están al mando de la Comisión Estatal de Seguridad Pública.

Como respuesta la mesa de Coordinación Estatal para la Pacificación del Estado, propuso como medida que las cámaras de vigilancia de los bares se conecten al C5, lo cual sin duda representa una violación a la intimidad de las personas.

En la película Enemigo Público, protagonizada por Will Smith, precisamente se pone a debate el sistema de espionaje que impulsaba el Gobierno de los Estados Unidos.

Hasta aquí llegó la tinta por hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *