Ojos Ciudadanos

Ojos Ciudadanos

¡VIVA LAS FAMILIA!
 Cuando faltaban poco más de nueve meses para la conclusión de la administración de Marco Antonio Adame Castillo, fue nombrado José Antonio Rodríguez Vargas como director general de los Servicios de Salud en Morelos.
Estos nuevos meses fueron aprovechados al máximo por el galeno, quien se despachó con la cuchara grande, al incrustar en la nómina a sus familiares, compadres y amigos del alma.
Rodríguez Vargas aplicó aquello de ¡Viva la familia! o la familia es primero.
Va la lista de las personas que fueron colocadas por el aspirante a secretario de Salud en la entidad en la nómina oficial del Gobierno del Estado:
Alma Angélica Díaz Díaz, ex esposa, enfermera.
Jorge Luis Rodríguez Vargas, hermano, médico, ubicado en el Centro de Salud de Coatetelco.
Abisaí Rodríguez Vargas, hermano, administrativo en oficinas centrales de la Dirección General de los Servicios de Salud, a quien apenas lo dieron de baja.
Karen Rodríguez Aparicio, hija, oficinas centrales de la Dirección General de los Servicios de Salud en el área de Vectores.
Ana Karen Jasso, amiga de su hija, administrativo en la Dirección General de los Servicios de Salud.
Alan Rosendo Rodríguez Uroza, sobrino, administrativo en la Subdirección de Recursos Humanos. Esta persona ha creado conflicto en las diferentes áreas en las que ha sido asignado debido a su baja productividad.
María de Jesús Uroza Arias, cuñada, personal de base.
Sabas Mendoza Martínez, familiar de su esposa, administrativo en el Centro de Salud Tlaltenango.
Patricia Mendoza, familiar de su actual esposa, personal de apoyo en la administración del Hospital del Niño y el Adolescente.
Itzel Cristal Meléndez Soberanes, sobrina de uno de sus compadres, personal eventual en Salud Pública, oficinas centrales.
Ernesto de la Torre, amigo del alma, dirección del Hospital de Temixco.
Las plazas de apoyo administrativo están muy cotizadas al interior de los Servicios de Salud de Morelos y en la mayoría de los casos son otorgadas a los hijos o hijas de los trabajadores sindicalizados que puedan acreditar la instrucción preparatoria o carrera técnica, así fue como al interior de la institución las decisiones de José Antonio Rodríguez Vargas de ingresar a la nómina precisamente en esos puestos a sus familiares cercanos causó una gran molestia.
Como se dará cuenta el lector, el nepotismo fue una de las características de la gestión de Rodríguez Vargas cuando se desempeñó durante nueve meses como director general de los Servicios de Salud en Morelos, en tiempos en los que gobernaba Acción Nacional.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *