En los tres niveles de Gobierno se requieren de personas que resuelvan problemas, para que los ciudadanos tengamos un mejor nivel de vida. Las personas que crean problemas y se la pasan quejándose no deberían tener cabida en la administración pública.

Si usted adquiere una casa, usted debe verificar con anticipación si el inmueble cuenta con alguna hipoteca, está de aval en algún crédito bancario o enfrenta adeudos del Impuesto Predial, de servicios públicos y otras contribuciones municipales, asimismo debe checar las instalaciones de agua, energía eléctrica y drenaje. Si usted acepta comprar el inmueble, entonces es ha sabiendas de las obligaciones que deberá cubrir.

Ésta sencilla reflexión va dirigida en especial para el director general del Colegio de Bachilleres del Estado de Morelos (COBAEM), Víctor Reymundo Nájera Medina, porque a los pocos días que había tomado posesión, el 23 de octubre del 2018, declara que la institución de la cual había asumido la responsabilidad, podía caer en una crisis financiera, debido a que el entonces gobernador del Estado, Graco Ramírez Garrido Abreu, había reasignado las plazas de 183 trabajadores jubilados, sin que hubiera asignado una partida presupuestal y que el COBAEM carecía de recursos para cubrir el Pago Nacional Único por Jubilación, que es una presentación establecida en el Contrato Colectivo de Trabajo y que representa el pago de 19 días por año trabajado para mujeres y 17 días por año trabajado para hombres.

Asimismo, tendrían problemas para cubrir el pago de aguinaldos de ésos 183 jubilados. Pues la Federación paga 20 días de aguinaldo y el Gobierno del Estado 70 días.

Nájera Medina daba cuenta que iban a recurrir a recursos propios de la institución para hacerle frente a los adeudos.

Éste columnista se dió a la tarea de investigar sobre las declaraciones en redes sociales del director general del COBAEM, y no encontró nada sobre las gestiones que hubiera hecho ante el Congreso local, la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo y la SEP, para solucionar de fondo la problemática y de ésta manera evitar la crisis financiera en el ejercicio fiscal 2019.

La problemática continúa a más de un año de gestión de Víctor Raymundo Nájera Medina y los jubilados afectados hace unos días se manifestaron de nueva cuenta, de ahí se derivó una reunión entre integrantes de una comisión que formaron los afectados con el secretario de Educación del Estado, Luis Arturo Cornejo Alatorre, y con el director general del COBAEM.

Vista la información desde otra perspectiva, a los jubilados afectados les ha faltado una buena asesoría legal a fin de iniciar ante el tribunal laboral correspondiente una demanda por incumplimiento del pago de prestaciones por parte del COBAEM.

En fin, Nájera Medina durante más de un año se ha quejado de la crisis financiera que atraviesa el COBAEM, cuando en realidad debería de actuar más y quejarse menos.

El hecho es que trabajadores jubilados no han recibido los recursos económicos que les corresponden.

Dicen que hay dos tipos de personas dentro de las organizaciones, los que dan pretextos y generan problemas; y, los que dan soluciones.