Miguel Octavio modifica estrategia de candidatos

Ayala Mor. (11 de mayo) La cancelación del registro a Miguel Octavio Sánchez Hernández, como candidato de la alianza Morena-PES-PT, a la presidencia municipal de Ayala, vino a mover cadenas de los aspirantes a la alcaldía de Ayala de casi todos los partidos.

Su no nominación y la inclusión de Arturo Abúndez como abanderado de la Coalición Juntos Haremos historia le viene a dividir el voto a Isaac Pimentel Rivas en el pueblo de Moyotepec.

Aunado a ello el ayudante municipal de Tlayecac, que ya se había sumado a su campaña podría regresar al seno de Morena en donde estaba contemplado para ser candidato a primer regidor, con lo que además partiría el voto en la zona oriente del municipio, en donde Roberto Anzures candidato a regidor con Jr. dividiría el voto en esa disputada zona.

Allí Gabriel Gutiérrez Albarrán es el único candidato a la presidencia municipal de esa región.

Miguel Octavio con su impugnación deja a la cabecera en manos de Gina Montaño León y Marcelo Gómez Segura, sin posibilidad de partición del voto, además de que la dupla es garantía de ganar ampliamente en la cabecera municipal en donde Marcelo ha obtenido una votación histórica favorable y hoy va como candidato a síndico municipal por el PRI.

Por lo que toca a Arturo Lara, éste quedo aislado en San Pedro Apatlaco, en donde además tiene otra candidata por el partido Humanista que aunque sea poco pero le dividirá le voto, aunado a que Víctor Machuca va como segundo regidor en la fórmula del PRI.

El perredista inicia abajo en los sondeos de opinión arrastrado por una marca (PRD) que no tiene prestigio y arropado en lo que pueda hacer su candidato a la gubernatura Rodrigo Gayosso Cepeda.

El de Apatlaco enfrenta además el reclamo de muchas personas a las que no cumplió y a varias más a las que de plano defraudó y que le persiguen en su precampaña y lo harán en su campaña.

Arturo Lara no es el mismo de hace tres años cuando estuvo en su máximo apogeo, hoy el desgaste político de la derrota y el descrédito lo llevaran a un tercer o cuarto lugar.

Arturo Abúndez con la marca Morena, la de mayor reconocimiento hoy por hoy en esta elección le apuesta al voto en cascada que promueve AMLO.

No le ayudan, sin embargo su candidato a diputado local que no es de Ayala, ni tampoco la candidata a diputada federal Juanita Guerra, quien tiene un voto en contra marcado por su pasado priista, y en el PVEM.

De hecho en la gira que realizó  Cuauhtémoc Blanco Bravo por Ayala, vecinos de la cabecera la gritaron al ex futbolista que se sacudiera a ex priistas y traidores, entre quienes acompañaban al candidato a gobernador estaba precisamente Juanita Guerra.

Habrá que ver además si los dinos, redinos y recontra dinos del PRI que se sumaron a la candidatura de MOSH de a deberás jalaran con Arturo Abúndez o si ahora se harán “ojo de hormiga”.

En Ayala, todos saben que los ex presidentes son más un mito que realidad, pues ya no representan movilización de votantes, como ocurría en la década de los ochentas.

Pablo Molina es el candidato que seguramente seguirá dando sorpresas, su irrupción en la política restará votos a todos los contendientes, una propuesta fresca, innovadora y real.

Muchos apostaban a que Pablito sería candidato a regidor y los dejó con un palmo de narices.

El próximo lunes arrancan las campañas a presidentes y diputados locales en Morelos y ese día Interdiario dará a conocer como arrancan las preferencias electorales.

Una sombra se cierne sobre los diputados en Morelos que pretenderán reelegirse. Su candidatura podría venirse abajo. El argumento: No se da el principio de reelección, pues compiten por territorios y electorados diferentes por los que fueron electos la primera ocasión.

Los diputados con las modificaciones a la Ley y la redistritación se habrían hecho el hara kiri.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *