Laguna de Atexcac en Puebla

*En el corazón del Eje Neovolcánico Transversal hay una gran cantidad de cráteres convertidos en lagos; el más bello, la Laguna de Atexcac, está en Puebla.

Puebla. (3 de julio del 2021). – Los paisajes volcánicos de México están rodeados por un aura de misterio y majestuosidad poco comunes; muestra de ello es la onírica belleza de la Laguna de Atexcac, ubicada en Puebla.

En la Cuenca Oriental del altiplano mexicano, la cual se encuentra dentro del Eje Neovolcánico, hay una serie de paisajes que no tienen parangón en el mundo. Se trata de los axalapascos o maares, los cuales son lagos que se formaron en los cráteres de volcanes extintos. Estas singulares formaciones geológicas tienen sus propios microclimas, y muchas de ellas se formaron hace miles o millones de años, gracias a eventos eruptivos muy particulares, donde los mantos freáticos y el magma entran en contacto.

El resultado de estas erupciones son los lagos de cráter, como la Laguna de Atexcac.

Entre todos los maares de la zona, la Laguna de Atexcac se destaca por su inusitada belleza: sus aguas y sus alrededores parecen sacados de algún paisaje extraterrestre. Cabe destacar que es la más apartada y solitaria de todas sus hermanas; no obstante, el viaje vale la pena. Si bien el turquesa es el color que predomina, los cambios de luz la hacen oscilar entre el azul y el verde.

Tiene un alto índice de salinidad, además de azufre, lo cual se hace evidente debido al olor.

A pesar de que está asentada en el cráter de un volcán, las aguas de la laguna son muy frías, así que es mejor contemplarlas que zambullirse en ellas.

A %d blogueros les gusta esto: