Imponen su presupuesto; Pero no reforma eléctrica

*Diputados de Morena celebraron la madrugada de ayer la aprobación del Presupuesto 2022.

Cd. de México (15 de noviembre del 2021). – Tras 52 horas y 9 minutos, en cinco días de sesión, la mayoría de Morena en la Cámara de Diputados consumó ayer el golpe presupuestal para el 2022 y la Oposición respondió dando por muerta la reforma eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Del gasto por 7 billones 088 mil millones de pesos para el año entrante, sólo se maniobró en 8 mil millones, que fueron recortes al INE y al Poder Judicial para distribuirlos entre las Secretarías de Agricultura, Bienestar y Salud.

“No entendimos si fue por inexperiencia, inmadurez o simple fanatismo que no hubo el oficio político”, cuestionó el panista Jorge Triana la madrugada de ayer ante el rechazo de Morena y sus aliados a cualquier ajuste.

“Cuando venga el presidente a pedirles cuentas sobre su reforma energética, recuérdales que ésta ha muerto”, afirmó.

Así con el PRI incluido, la alianza Va Por México dio por muerta la reforma eléctrica ante la negativa de la mayoría en la Cámara de Diputados para escuchar sus propuestas de modificación al Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2022.

Acompañado también por los coordinadores Jorge Romero, del PAN, y Luis Espinosa Cházaro, del PRD, y legisladores de la alianza opositora, Triana acusó que incluso diputados de la mayoría intentaron extorsionar a la Oposición, condicionando la aprobación de más recursos para medicamentos a la aprobación de la reforma del Ejecutivo federal.

Así los morenistas rechazaron más apoyo al campo, recursos para guarderías infantiles, fondo para el desarrollo de transporte para personas con discapacidad ni recursos para la preservación de la vaquita marina, ni más recursos para medicamentos.

Ni eso inmuto a los Morenistas quienes desecharon la propuesta.

Los morenistas tampoco se inmutaron cuando la vicecoordinadora del PRD, Elizabeth Pérez, les pidió apoyar una reserva para crear un programa de Defensoría Pública para Mujeres, con 100 millones de pesos del presupuesto del Poder Judicial.

“Con López, sin López y a pesar de López vamos a salir adelante. Por fortuna, cada vez menos, estos diputados de dedazo, de tómbola, las rémoras, pronto se irán al rancho de nuestro querido y mal llamado buen presidente”, dijo a los de la mayoría mecánica, a los que volvió a llamar “narcos morenos” y “satánicos”.

Al término de la votación, los diputados de Morena, PVEM y PT ya no aplaudieron, no festejaron y no gritaron como lo habían hecho los tres presupuestos anteriores. Simplemente le habían cumplido a su presidente el que les posibilitó la reelección a legisladores tan grises como José Guadalupe Ambrocio Gachuz, tan cuestionados como Juanita Guerra Mena, o sin pertenencia al distrito que dicen representar como la cuautlense Brenda Espinoza, quien es diputada por el distrito de Jojutla.

A %d blogueros les gusta esto: