*Hasta ahora aún no tiene la toma de nota del TECA
REDACCION INTERDIARIO
Cuautla Mor. (15 de noviembre) Luego de afirmar que no daría información a medios que “están del lado del presidente”, la recién electa lideresa del sindicato Rojo, Guadalupe Lona Valdéz afirmó que fue amenazada vía telefónica, pero hasta ahora no ha presentado denuncia penal, y se ha limitado a hacerla mediática, sin señalar quien o de qué número le llamaron.
“No hay elementos para que sea despedida” señalo luego de denunciar amenazas –anónimas hasta ahora- de que sería retirada de su oficina sindical.
Mediáticamente y no ministerialmente –hasta ahora- la lideresa –por segunda ocasión- denunció que a través de una llamada telefónica la amenazaron diciéndole que “iban a ir por ella”.
En tanto el Oficial Mayor, Christián Nava Sánchez, circuló un comunicado informando que “está prohibido acudir a asambleas convocadas por sus sindicatos en horas laborales”.
Hasta este miércoles no hay fecha fijada para que el Tribunal Estatal de Conciliación Arbitraje realice la toma de nota a los representantes del nuevo sindicato.
De esto se desprende que el comité de Parral no tiene validez porque fue destituido en asamblea de sindicalizados, y la representación de Lona Valdez no es legalmente reconocida por las autoridades hasta en tanto no lo dictamine oficialmente la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, por lo que existe una dirigencia de hecho, pero no de derecho.