Gil Magadan, manipula a empleados del sector salud

*Pretende colocar a personal afín a sus intereses.

*Mercedes Casares Vadillo, Ulises Jiménez y Gabriela Sánchez Ramos tienen actas administrativas en su contra.

Cuernavaca, Mor. (8 de julio del 2021). – Empleados de los servicios de salud en Cuernavaca se han dejado manipular por el “líder sindical eterno” de la sección 29, Gil Magadan Salazar, quien pretende que el médico Cenobio Reyes Vega, jefe jurisdiccional renuncie junto con su personal de confianza.

Alegando supuestos maltratos y despidos injustificados a tres médicos que “no son de base sino de contrato”, con el único fin de hacer escándalo y tratar de afectar al doctor Cenobio Reyes Vega, jefe de la jurisdicción sanitaria número 1 en Cuernavaca.

Ocupando los reflectores de la prensa el 1 de julio, “este líder eterno” trata de aparecer como el bueno del cuento cuando en realidad es el malo, lo que no les ha dicho Gil Magadan a estos manifestantes, es que los ha utilizado, dado que al personal del que se prescindió de sus servicios “era de contrato y ya se terminó este”, así como el recurso designado para estos, cumpliendo así con lo pactado. Los médicos que terminaron sus contratos son: Mercedes Casares Vadillo, Ulises Jiménez y Gabriela Sánchez Ramos.

Gil Magadan en contubernio con Mercedes Casares Vadillo, Ulises Jiménez y Gabriela Sánchez Ramos han iniciado una campaña de desprestigio en contra del médico Cenobio Reyes Vega, con el fin de removerlo a él y a todo su equipo y poder colocar a gente que se preste a sus intereses; lo interesante es ¿Por qué un líder sindical defiende a capa y espada a tres trabajadores de contrato? Entre el personal corre el rumor de haber recibido estímulo económico Gil Magadan por parte estos tres médicos para mantenerlos en los puestos.

La doctora Mercedes Casares Vadillo, tiene quejas administrativas por conducirse de manera grosera y a gritos a sus autoridades.

Gabriela Sánchez Ramos, por decisión propia y sin consultar a ningún jefe cerró el centro de salud que se encuentra ubicado en el municipio de Tepoztlán, poniendo en riesgo a los ciudadanos de esa comunidad y justamente esta medico pretendía una base sindical para su beneficio, estos dos casos son importantes, pero el caso siguiente es el más preocupante ya que el médico Ulises Jiménez Catalán, tiene queja de acoso sexual, las cuales son dos quejas interpuestas en diferente centro de salud, en la que lo señalan de acosar a las enfermeras, además de ver pornografía en la oficina en horas laborales.

En cuanto salió la noticia en la que se manifestaban afuera de las oficinas de Servicios de Salud, empezó a circular en redes el siguiente texto en apoyo al jefe de la jurisdicción sanitaria número 1 en Cuernavaca desde la página S.O.S Sección 29.

A %d blogueros les gusta esto: