*La organización Flor de caña no reúne requisitos para participar en Comité de Producción Cañera.

*Se crearon organizaciones “independientes”  para debilitar a la CNC.

Cuautla Mor. (5 de diciembre) La organización “Flor de Caña” que lidera Silvestre Almaquio Sámano  Ríos fue solamente “Flor de una zafra”.

Tras constituirse a “sangre y fuego” con el apoyo de un alto funcionario de la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural del gobierno López Obradorista, la zafra pasada Flor de Caña logró entrar al comité de producción cañera del ingenio Casasano “La Abeja” pese a no contar con lo establecido en la Ley Cañera.

Para la zafra 2019-2020 la organización solamente cuenta con el 5.9% del volumen total de las  702 mil toneladas de caña estimadas para industrializar por lo que ya no cumple con el decreto Cañero que establece que la organización cañera debe tener 10% del total de la producción estimada como mínimo para participar en el comité de producción cañera.

La organización  no cuenta con las 70 mil toneladas establecidas como requisito.

El primer día de la zafra no metió un solo kilo de caña, el día 2 solamente 113 toneladas y el tercer día de la zafra 21 toneladas.

De acuerdo a las cifras oficiales la organización solamente pudo avalar el 5.87% del volumen total de caña lo que la deja lejos del requisito para participar en el comité.

Uno de los tropiezos lo significo los elevados gastos de administración que obtuvo Flor de Caña la zafra pasada. Mientras la CNC reportó un gasto de $65.01 por tonelada y la CNPR de $77.78, Flor de Caña cerró con $98 por tonelada, el gasto más alto de las tres.

A nivel nacional Daniel Pérez Valdez dirigente de la ex CNC cañera dio la instrucción a sus seguidores en Casasano y en otras partes del país en donde se impulsan organizaciones independientes de bloquearlas si no cumplen con los requisitos.

Lo anterior fue confirmado en la secretaria de organización de la CNC a cargo de Rafael Sánchez. Con información de Luis Pablo Carrillo Manjarrez