El poder Ejecutivo estatal solicitará el apoyo del gobierno federal en turno y del entrante, para atender la situación

Una deuda de aproximadamente 15 mil millones de pesos es la que registra el Gobierno del Estado, y para hacerle frente se solicitará el apoyo del gobierno federal en funciones y del entrante, señaló el secretario de Hacienda, Alejandro Villarreal Gasca.

Indicó que los estados financieros al 30 de septiembre reflejan un pasivo de cerca de 10 mil millones de pesos, sólo en cuestión documental.

Sobre los pasivos contingentes que provienen de la Consejería Jurídica, explicó “hemos cuantificado alrededor de 190 casos que suman cerca de 200 millones de pesos. Si manejamos y le aumentamos a esto, la deuda indirecta de los municipios podemos estar llegando a los 15 mil millones de pesos”.

Derivado de lo anterior, Villarreal Gasca mencionó que realizarán algunas amortizaciones, como la reestructuración de créditos y asimismo, pedirán el apoyo de las administraciones federales entrante y saliente.

“Vamos a tener que generar algunas condiciones, sobre todo el apoyo por parte de la Federación; creemos que sea el gobierno saliente y sino el entrante el que pueda generar algunas condiciones económicas favorables, no solamente en torno a Morelos, sino a todas las entidades de la República”, manifestó.

Puntualizó que las medidas de control presupuestal que se aplicarán en la entidad serán para evitar gastos innecesarios, pero sin intervenir en el área de seguridad pública y de asistencia social, pues destacó que para el gobernador, Cuauhtémoc Blanco, éstas son una prioridad.