*Desaparecerán las juntas de conciliación y arbitraje y sindicatos blancos.
Cuernavaca, Morelos.(12 abril 2019)
El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó, en lo general y en lo particular, la reforma en materia laboral. La votación en lo general tuvo 467 votos a favor, la cual se avaló más temprano, y luego por 258 votos a favor, 67 en contra y 18 abstenciones, fueron aprobadas modificaciones a siete de 104 artículos puestos a debate. Ahora será turnada al Senado para su aprobación.
Los diputados aprobaron la noche de este jueves el dictamen de reforma laboral que crea las bases para implementar un nuevo sistema de justicia en la materia y fija reglas para el sindicalismo mexicano en cuanto a la forma de elegir a los dirigentes, y establece mecanismos para garantizar la representatividad de los trabajadores en las negociaciones colectivas.
Con ello se cumplen tres ordenamientos: la reforma constitucional en materia de justicia laboral, que entró en vigor en febrero de 2017 y que pide la creación de tribunales laborales que dependan del Poder Judicial, el Capítulo Laboral del T-MEC, y la ratificación del Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que establece libertad de asociación sindical y negociación colectiva.
La reforma fija reglas para el proceso de selección de líderes sindicales, quienes serán sujetos al voto personal, libre, directo y secreto, y asimismo, instaura mecanismos para garantizar que los trabajadores sean realmente representados por los sindicatos, lo que frenaría los sindicatos “blancos” o de protección patronal.
También se incluyen garantías al trabajador desde lo individual para hacer valer sus derechos laborales y de esta manera nadie puede ser sujeto a represalias ni ser obligado a formar parte de un sindicato, federación o confederación.