*La Legislatura pasada, sindicalizó a familiares, amigos y auxiliares

Cuernavaca, Mor, (02 octubre 2018). – El Congreso del Estado, para actuar en congruencia con su política de austeridad y lo limitado de sus finanzas, decidió prescinde de los servicios de 28 empleados en estricto apego a la ley, de 500 que recibieron en la plantilla.

Hay que recordar que, durante la anterior legislatura, además de destacarse por las “pensiones doradas” algunos tuvieron a bien, sindicalizar a familiares, amigos y más cercanos conocidos, como el caso de Enrique Laffitte, quien, a unos días de concluir con su cargo, sindicalizó a su auxiliar personal, Jimena Terán Landa.

Aun no se conoce la lista de los empleados que fueron despedidos, también desconoce la propia organización sindical a 19 de sus 40 nuevos sindicalizados; 18 fueron reconocidos y 3 casos siguen en análisis.

También se destaca el caso del perredista Julio Espín Navarrete, en aquel entonces, presidente de la Junta Política y de Gobierno, decidió sindicalizar a su secretario particular, Cristian Rafael Villegas Milián.

De igual manera, el ex diputado perredista Éder Rodríguez Casillas incluyó a Roberto Carlos Soto Mayo.

Y el panista Alberto Mojica Linares colocó a su auxiliar Eunice Valles Pichardo, en tanto la perredista Hortencia Figueroa hizo lo propio con su colaborador Moisés López Santiaguillo.

En su momento, estas nuevas plazas aumentaron la carga presupuestal del Congreso Local y se presume que dejaron un desfalco de más de 500 millones de pesos.