Denuncia el país: SEDENA desvió a través de factureras más de 2 mil MDP a empresas fantasmas

*El Ejército no ha revelado quienes son los responsables de haber autorizado esas transacciones.
REDACCION INDIGO
MMM.- Según una investigación publicada en diario El País, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) desvió, a través de factureras, más de 2 mil millones de pesos a empresas fantasmas.
La Sedena es una de las dependencias que ha acudido más a estas empresas, que emiten comprobantes fiscales que amparan operaciones ficticias o inexistentes.
Entre 2013 y 2019 el Ejército mexicano pagó 2 mil 371 millones de pesos, equivalente a 156 millones de dólares, a 250 compañías que fueron declaradas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) como fantasmas.
Según información proporcionada por la misma Sedena, ninguno de los titulares de las direcciones que autorizaron las compras que ampararon las facturas falsas recibió sanción alguna.
Estos recursos fueron desviados a través de 11.175 comprobantes digitales, según una base de datos del SAT. Dichas facturas amparan la adquisición de bienes y servicios por parte del Ejército mexicano, en instalaciones de todo tipo como campos, cuarteles y guarniciones.
Entre los entes de la Sedena que realizaron estas adquisiciones se encuentran el Heroico Colegio Militar, el Museo Nacional de la Cartografía, un parque eólico ubicado en el Itsmo de Tehuantepec, el cine del Centro de Atención Social para Militares Retirados, el Campo Militar 37-D en Santa Lucía (Estado de México), la Escuela Militar de Sargentos, la Dirección General de Administración y el cancelado aeropuerto de Texcoco.
Además, la Sedena hizo uso de los servicios de factureras en mejoras de carreteras o caminos rurales que conectan con sus cuarteles y en obras de mantenimiento o adecuación de sus bases aéreas, prisiones, juzgados, unidades habitacionales, cafeterías centros deportivos, estacionamientos, museos, guarderías y hospitales militares.
Los recursos desviados en 15 hospitales militares, entre los que se encuentran Hospital Militar de Zona en Ixtepec, el Militar Regional de Puebla y la Unidad Médica de Consulta Externa del Colegio Militar, ascienden a 115 millones de pesos y amparan diversos insumos y servicios clínicos que supuestamente prestaron una treintena de empresas fantasma entre 2013 y 2019.

A %d blogueros les gusta esto: