Delegados de ASURCO aclararán dudas hoy al súper delegado Hugo Erick Flores


Luis Pablo Carrillo Manjarrez
Cuautla Mor (31 de enero) La asamblea general de ASURCO aclarará hoy al súper delegado de Morelos, Hugo Erick Flores que no están en contra de la termoeléctrica. Están en desacuerdo en que se les baje la dotación de agua concesionada a la Asociación lo que perjudicaría a los productores aguas abajo.
Los delegados desmentirán tanto a Arnulfo Montes Cuén, autonombrado representante de los Plantonistas de Apatlaco, como al supuesto descendiente de Emiliano Zapata – cuestionado por los familiares- de que la mayoría de los ejidatarios no estaban a favor de su movimiento que se resume en oposición a la termo eléctrica de Huexca.
En un principio tanto el delegado federal como el secretario de gobierno quisieron reunir a los delegados de ASURCO en Cuernavaca.
La dirigencia de la Asociación se opuso bajo una simple razón.
Si el delegado vino a hacer un recorrido con Montes Cuén por la rivera del Río Cuautla y recibieron a los Zapata en los Pinos, el gobierno federal deberá venir a dialogar hasta las oficinas de Asurco.
Y así será hoy a las doce del día.
Ahí, finalmente los enviados de AMLO saldrán de dudas, que con quienes tienen que negociar, porque tiene la voluntad mayoritaria de la Asamblea de usuarios es con ASURCO, concesionaria de la dotación del agua y con el Sistema Operador de Agua Potable y Saneamiento de Cuautla.
Habrá que ver si el paisanaje entre Montes Cuén y Hugo Eric Flores, ambos de Baja California, no influye en la decisión que finalmente tomará AMLO el once de febrero, cuando fecha de su nueva visita al estado de Morelos.
Finalmente se confirma lo que publicó Interdiario hace una semana: Los enviados de AMLO estaban negociando con la gente equivocada. Montes Cuén quiere dos mil 500 millones de pesos depositados en cuentas particulares para la supuesta construcción de infraestructura hídrica para la zona.
Zapata quiere conformar su propio partido político, el PAZ. El agua es lo que menos le importa, su parcela de tres hectáreas en el campo del Zacuaco en Anenecuilco hace años que no la siembra. La renta. Para él el problema no es el agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *