Bloquea el CJNG a militares

Cd. de México (12 de mayo del 2022). – El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) ha bloqueado el despliegue de operaciones militares en territorios de Michoacán.

En zonas como el corredor La Huacana-Múgica-Uruapan -donde ocurrió el martes una persecución a militares-, y de Cuatro Caminos a Arteaga, en Tierra Caliente, se han dificultado las operaciones federales por la presencia de grupos civiles armados, reconocieron fuentes castrenses.

Esta zona es uno de los principales núcleos de laboratorios productores de metanfetaminas que trafica el grupo delictivo a la frontera con Estados Unidos.

Ese mercado de drogas ha desatado una narcoguerra en Michoacán entre el CJNG y Cárteles Unidos, que se expande a los límites de Michoacán con Jalisco, en los municipios de Aguililla -tierra del líder del CJNG, Nemesio Oseguera “Mencho”- así como en Tepalcatepec, Buenavista, Parácuaro, Gabriel Zamora, Apatzingán, Morelia, Zamora y Nuevo Urecho, donde los reportes de violencia son constantes.

Ahí es donde el Ejército ha encontrado resistencia de las células delictivas para realizar sus patrullajes o instalar sus retenes, mencionaron las fuentes castrenses. Las tropas tienen dificultades para ingresar a territorios y, cuando son encarados, han rehuido a los enfrentamientos.

El 26 de mayo de 2019, un grupo de soldados fue capturado en La Huacana por integrantes de grupos de autodefensas que exigían que les devolvieran armas incautadas, lo que consiguieron al día siguiente.

Apenas el 10 de mayo, un total de 900 elementos del Ejército reforzaron Michoacán para combatir a la delincuencia organizada. Los militares se sumaron a los 3 mil 962 efectivos adscritos a las dos Zonas Militares que existen en la entidad.

No obstante, en el despliegue, los uniformados que fueron enviados a la zona de La Huacana y la localidad de Nueva Italia, en Múgica, sufrieron el acoso de los civiles armados, que además de impedirles la instalación de un puesto de control en la carretera Cuatro Caminos-Los Olivos, los persiguieron en unas ocho camionetas, según videos difundidos.

Revelaron que sus mandos, asentados en la 43 Zona Militar en Apatzingán, pidieron a los efectivos no confrontar a los grupos de civiles armados.

Tras la persecución a los soldados, el Ejército respondió ayer y envió decenas de vehículos militares y de la Guardia Nacional (GN) a Uruapan y Nueva Italia.

Fuentes castrenses indicaron que al menos 290 federales llegaron a la zona de Tierra Caliente.

A %d blogueros les gusta esto: