El Senado de la República aprobó modificaciones a la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) para el 2020, las cuales generaron que se ajustara al alza la previsión de recursos que obtendrá el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para el próximo año.

Alrededor de las 5:30 de la mañana del viernes pasado, tras críticas de la oposición, quedó aprobado en lo general y lo particular el dictamen con proyecto de decreto por el que se expide la LIF 2020, con 51 votos a favor, 17 en contra y seis abstenciones. Se remitió a la Cámara de Diputados.

En su momento, la senadora Minerva Hernández, del PAN, argumentó que: “La Ley de ingresos que estamos por votar no representa responsabilidad hacendaria y afectará la sostenibilidad de las finanzas públicas, simplemente porque parte de asumir como cierto un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 2% para el próximo año, cuando desde febrero cada mes observamos una contradicción en la economía que dejará al PIB de este año en medio punto porcentual (…) Ni en la Ley de Ingresos ni en la Miscelánea Fiscal se están incorporando medidas contracíclicas, ante la desaceleración económica. México no necesita, de este gobierno, medidas de austeridad ni políticas fiscales abusivas y arbitrarias, lo que necesitamos es que apliquen la política económica que tanto reclamaron cuando buscaban ser gobierno: un desarrollo económico justo y para todos”.

En total, los senadores estimaron 4,415 millones de pesos más a lo aprobado por la Cámara de Diputados, aún con la modificación a la baja en el apartado de derechos, tras eliminarse el cobro de agua a campesinos y ejidatarios —que se estimó en una recaudación de 585 millones de pesos— y modificar las tarifas a los derechos migratorios.

Si bien en la parte de derechos hubo un ajuste a la baja, en la de aprovechamientos los senadores aprobaron ingresos por 103,674 millones de pesos, 5,000 millones más que lo aprobado en el pleno de San Lázaro.

La LIF 2020 prevé que el gobierno obtenga recursos por un total de 6 billones 107,732 millones de pesos, lo que supone 11,396 millones de pesos más respecto a la propuesta que entregó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en septiembre pasado. La diferencia se obtiene de sumar los 6,981 pesos adicionales aprobados por los diputados a los 4,415 millones aprobados por los senadores.

Durante las más de 15 horas de discusión de los cuatro dictámenes que mandó San Lázaro, los senadores votaron a favor de eliminar el artículo transitorio que buscaba legalizar los llamados autos chocolate, una de las principales quejas de la industria automotriz. Horas antes, los legisladores de la Cámara Alta aprobaron la Miscelánea Fiscal con 61 votos a favor, 30 en contra y dos abstenciones.